Cuidado del cuerpo » Dietas » Una alimentación de la mamá después del parto: la ración en los primeros días, el primer mes

Una alimentación de la mamá después del parto: la ración en los primeros días, el primer mes

La salida a la luz de la nueva persona exige de la mujer del cambio esencial de las costumbres básicas y las propensiones en el régimen diario. Una alimentación de la mamá sale después del parto al primer plano a la decisión de la pregunta del desarrollo sano y oportuno del niño. La leche femenina por el período largo sustituirá para el chiquitín todos los productos. Será la fuente de los proteínas, las grasas, los hidratos de carbono, los elementos minerales y otras sustancias útiles necesarias para el crecimiento exitoso de un pequeño organismo.

Los principios básicos de la alimentación de la mujer durante la lactación

En primero algunas semanas después del parto la cantidad de la leche materna, distinguida por el organismo femenina, varía habitualmente de 1 hasta 2 litros en el día. Naturalmente, el organismo de la mamá que da de comer debe compensar los gastos semejantes. Para esto los dietólogos han elaborado los principios básicos de la alimentación de la mujer que da de comer.

Una variedad — el empeño de la alimentación sana y de pleno valor de la madre joven

Se sabe que la dietología es la ciencia exclusivamente aplicada y se puede referirse a sus recomendaciones de formas diferentes. Con todo eso, al cálculo de las sustancias útiles necesarias para la mujer que da de comer, muchos especialistas hace mucho han llegado a la opinión única.

La ración de la alimentación de las mamás que dan de comer debe ser bastante diversa e incluir todos los productos básicos: de los productos de carne y de leche hasta hortalizas y las frutas. Que aconsejan los especialistas a las mujeres jóvenes:

  • Para mamitas en este período es útil el pez, en general los especialistas recomiendan las clases magras, por ejemplo, el lucioperca o merluza. Los platos de pez exigen el tratamiento térmico, y para las mujeres que dan de comer se acercan lo más posible las cocciones o la oreja.
  • La carne y los productos de carne son recomendadas exclusivamente en forma del pájaro o el cordero. La carne de cerdo para la mamá joven y el chiquitín es nociva por el contenido subido de la colesterina, y la carne de vaca influye negativamente sobre el trabajo GIT del niño. Los platos deben ser cocidos al vapor o preparado en un par.
  • Los productos de leche para una alimentación del contingente dado de las mujeres hasta ahora llaman las disputas entre los especialistas sobre la dietología de las mamás jóvenes. Las derivadas de la leche contribuyen habitualmente a la adición en la ración de la mujer de la gran cantidad del proteína animal, pero al mismo tiempo, los productos de leche son capaces de llamar a la madre y el niño el desajuste del trabajo GIT. El Tratamiento térmico de los productos de leche permitirá bajar los efectos negativos semejantes

Para la alimentación exitosa de pecho la mujer tiene que cada día asimilar la cantidad correspondiente de las grasas animales y vegetales: si basta la mantequilla o la grasa 20 gramo. En el día para la lactación normal, vegetal o el aceite de oliva el organismo de la mamá joven exigirá cerca de 30 — 35 gramo durante 24 horas.

Una alimentación de la mamá después del parto: la ración en los primeros días, el primer mes

La estimulación de la actividad GIT a la mujer que da de comer y su chiquitín

El trabajo del intestino a la mujer y su hijo es un de los factores principales de los primeros meses después del parto. La estimulación de la actividad semejante en la ración diaria de la madre tiene que incluir una cierta cantidad hortalizas o las frutas. Estas plantas contienen mucho tejido celular y las fibras alimenticias, que funcionan directamente al crecimiento de la peristalsis del intestino.

Las frutas y hortalizas usar lo mejor de todo el origen local y el carácter estacional. Más a menudo los especialistas recomiendan a la introducción en la ración diaria de la mujer que da de comer de los calabacines, la zanahoria, la calabaza o la remolacha. Sin embargo tomando en consideración el sistema inmunitario débil del organismo infantil, la cantidad hortalizas para la recepción simultánea no debe superar 150 — 200

Una alimentación que da de comer después del parto exige con insistencia una gran cantidad de las frutas. Las manzanas, la pera, las ciruelas y la grosella no sólo permitirán recibir el contenido necesario de las vitaminas, sino también dejarán la posibilidad el organismo femenino e infantil apagar las necesidades de la glucosa.

El azúcar y otras confiterías son mejor limitar, puesto que es alta la probabilidad del desarrollo de las reacciones alérgicas a su uso. Además, la glucosa contribuye a la formación de los ácidos grasos al niño que puede influir sobre el funcionamiento normal de su hígado y el páncreas.

El líquido para la mujer que da de comer

El agua es la base de la actividad vital de cualquier organismo, y la mamá joven no puede ser la excepción de esta regla. Tomando en consideración las pérdidas naturales, la mujer durante la lactación debe tomar no menos 2 — 3 litros del agua y otros líquidos.

Al cálculo del equilibrio de agua de la mamá que da de comer debe recordar que, además del agua, en la ración de la mujer hay unos jugos, los primeros platos, el té.

Justamente después de los géneros, y además después de la operación de la operación cesárea, es necesario limitar la cantidad de agua para la parturienta. Esto es vinculado a la nueva distribución del líquido libre entre las telas en el organismo de la madre joven y por la lactación posible sobrante, que puede llevar al desarrollo es venerable otros procesos inflamatorios de las mamas.

Una alimentación de la mujer no debe ser peligrosa para el chiquitín

No debe olvidar que muchos productos, que no llaman a la mamá joven las reacciones negativas, pueden ser peligrosos para un pequeño organismo. El peligro básico para el niño pueden hacerse las frutas, capaz de llamar las reacciones distintas alérgicas o llevar al desajuste del trabajo GIT al niño.

Como se decía ya más arriba, en el momento de la mamada es necesario limitar el uso de los platos con un alto contenido del azúcar. Es posible llevar aquí las confiterías distintas, los productos dulces de leche, los jugos fabriles etc. Sin duda, bajo la prohibición absoluta se encuentran cualesquiera bebidas dulces gaseosas, tales como "la Coca-cola" o "el Baikal".

Es ampliamente conocida la opinión de muchos pediatras de la prohibición para las mamás jóvenes de cualesquiera hortalizas y las frutas de color rojo. Es difícil decir, si es la prevención semejante la leyenda, sin embargo los especialistas recomiendan evitar con insistencia durante la mamada de los agrios, la frambuesa, la fresa y los tomates. A las mujeres que da de comer en tiene que desatender las recomendaciones semejantes.

Justamente después de los géneros el régimen de la mamá joven es limitado máximamente, y solamente después del logro por el niño de 3 meses probablemente la introducción de los nuevos productos en la ración de la madre. Esto se explica que a este momento más o se forma menos el sistema inmunitario al chiquitín, y él puede adecuadamente reaccionar a las llamadas exteriores.

El primer mes después del parto: los consejos de los especialistas

Por extraño que sea, pero primero 2 — 3 días a la mujer que da de comer se recomiendan son limitados la recepción de la comida. Su organismo debe adaptarse a la reconstrucción hormónica, y el intestino rellenado puede llamar el descenso de la separación prolactina y oxitocina que, a su vez, baja producción de la leche materna. Por eso una alimentación los primeros días será después del parto bastante limitado.

El intestino de la mujer tiene que limpiarse después del período de los géneros y sacar del organismo todas las escorias que se han acumulado allí. A la mamá joven puede ayudar el volumen grande del líquido. Los especialistas recomiendan en esto el período a la mamita que da de comer a la cocción del escaramujo, los refrescos, las compotas de las frutas secas. La excepción deben hacerse los jugos dulces y las bebidas que llaman la fermentación en el intestino.

No importante puede encontrarse el uso a la mujer en vez del agua de las tinturas especiales y los tés vegetales. La ortiga y la manzanilla poseen el efecto del descenso del riesgo del surgimiento de la hemorragia avanzada, el perejil estimula el sistema nervioso de la mamá que da de comer, y el espino o la melisa contribuyen al atropello de la depresión puerperal.

En primero algunos días después del parto por los segundos platos a la madre joven deben hacerse las papillas distintas sobre el agua o con la adición del aceite de oliva, las sopas de hortalizas, el tostado de los plátanos o las manzanas. Hortalizas se recomiendan en general las patatas, los calabacines, la cebolla y la coliflor. Último es una de hortalizas principales en la ración de la mujer que da de comer hasta 3 meses, cuando los pediatras permiten por algunos gramo en día añadir en el régimen diario la col con huesos blancos. También más es posible decir en los pepinos o la remolacha.

De las pastas alimenticias la preferencia es necesario dar a los macarrones o los espagueti, fabricado de las clases firmes del trigo. El queso firme es permitido, pero no más 50 gramo por día y al control completo del estado GIT del niño.

Una alimentación de la mamá el primer mes debe contribuir después del parto a la decisión todavía un problema delicado. La mujer en este período es sujeta a las cerraduras dolorosas. Estos problemas con GIT son llamados por el cambio del régimen regular y la reducción del líquido que circula que es vinculado a la separación de la leche materna.

La mayoría de los especialistas recomienda usar para la lucha contra estos síntomas la remolacha, la berza marina y las ciruelas pasas. Todas las plantas deben ser introducidas en la ración de la mamá joven solamente después del tratamiento térmico y en las dosis fraccionadas. Además de todo esto, la mujer es obligada constantemente a controlar el estado de su hijo.

Muchos pediatras para la decisión del problema semejante aconsejan usar leche agria los productos, que base son probióticos. Si con las recomendaciones semejantes es posible consentir todavía, la inclusión en la ración de la mujer que da de comer de los afrechos retiene muchas preguntas.

Después de 13 — 14 días recomiendan habitualmente la ampliación del régimen y el aumento del volumen de la alimentación para la mamá joven. Sin embargo los consejos semejantes no siempre llevan a los resultados positivos, por eso mamita que da de comer debe orientarse al estado y a la reacción del chiquitín a los nuevos productos.

Una alimentación de la mamá después del parto: la ración en los primeros días, el primer mes Recomendamos leer el artículo sobre el régimen después de la operación cesárea. De ella conocéis sobre los productos útiles para la mamá y el chiquitín después de la operación, el menú aproximado para la mujer, la preparación correcta de los platos.

Que no es posible exactamente a la mamá joven

Durante la mamada la mujer debe por completo excluir de la ración los productos que poseen la actividad subida alérgica. Llevan aquí el chocolate, el café, la miel, los agrios, los víveres curados al humo y las especias. No es recomendable usar en la comida durante la lactación cualesquiera salazones o las conservas: además del contenido subido de la sal común y las especias, en ellos pueden encontrarse las bacterias extremadamente peligrosas anaerobias.

Como se notaba ya, es necesario máximamente limitar el azúcar, la glucosa y otras sustancias que llaman la fermentación en el intestino de la mujer y el niño. Las bebidas gaseosas, sin duda, se excluyen también de la ración antes de la terminación del período de la lactación.

Una alimentación de la mamá después del parto: la ración en los primeros días, el primer mes Que no es posible es después del parto

Hay una gran cantidad de las plantas, que no influyen directamente negativamente sobre el organismo de la madre y el chiquitín, sin embargo por la presencia hacen la leche materna inútil al uso. El ajo, la cebolla, la col y la almendra son contraindicados para la mamá joven durante la mamada.

Y bien, y, claro, el alcohol y la nicotina. Las sustancias semejantes son nocivas y para la persona regular, en el organismo de la mujer que da de comer, y además su hijo, pueden llamar la masa de las reacciones patalógicas, que consecuencia puede hacerse el desajuste resistente de la salud.

Una alimentación de la mujer que da de comer — la pregunta muy delgada y difícil, por eso no debe tratar decidirlo independientemente. Para evitar las consecuencias negativas para y el chiquitín, es necesario discutir todas las decisiones de la introducción de los nuevos productos en la ración con el médico de cabecera. Ya que cualquier madre durante la lactación responde no sólo por, sino también es al garante del desarrollo sano del chiquitín.